Skip to content

20/01/2021 News

Cómo elegir el aceite para tu motor

Cómo elegir el aceite para tu motor

Lubricación, limpieza, inhibición de la corrosión: el aceite para motor es esencial para que tu vehículo funcione correctamente. ¿Pero cómo se elige el aceite para tu motor? ¿Cuáles son los criterios claves? Mineral o sintético, índice de viscosidad, standard, aquí te explicamos todo lo que debes conocer antes de seleccionar el producto correcto para ti.

Elegir el aceite para tu motor: ¿mineral o sintético?

Al elegir el aceite para tu motor, lo primero que debes conocer es el tipo de aceite que necesitas. Los aceites minerales provienen de la refinación del petróleo; los aceites sintéticos se fabrican mezclando diversos químicos. Los aceites semi sintéticos son una mezcla de aceites minerales y sintéticos. La naturaleza del producto definirá su viscosidad (lo que a veces se conoce como su “grado”). La viscosidad es el índice que define la capacidad de resistir el flujo del aceite cuando se encuentra frío o caliente. La temperatura de un motor puede subir tan alto como los 400º C, por lo que este indicador es clave al elegir un producto. Se indica de esta forma en el empaque de un aceite para motor: 00w00. El número de la izquierda es la viscosidad a baja temperatura. Mientras más bajo sea el número, mayor será la eficiencia del producto a bajas temperaturas. El número en la derecha indica el desempeño cuando el aceite está caliente. Mientras más alto el número, más eficiente será el aceite cuando se encuentre en altas temperaturas. 

Aceites minerales 

Estos se obtienen de refinar petróleo y generalmente son usados por motores convencionales, modelos antiguos o motores sin turbocargadores. Son más espesos que los sintéticos o semi sintéticos y se recomiendan para lugares con climas moderados. Su estabilidad de oxidación es más baja que la de otros aceites para motor, por lo que deben ser reemplazados más frecuentemente que los aceites sintéticos. Su mayor ventaja es su bajo costo.

Aceites semi sintéticos 

Son una mezcla de aceites sintéticos y minerales. Al añadir aceite sintético al aceite mineral, su desempeño y protección son mejorados. Es por esto que los aceites sintéticos tienen una buena relación precio-calidad. Su uso no afecta la frecuencia de cambio del aceite.

Aceites sintéticos 

Los aceites sintéticos están modificados químicamente para mejorar su desempeño. Contienen menos impurezas que los aceites minerales, por lo que son de mayor calidad. Están diseñados para motores de alto desempeño, lo que los hace ideales para vehículos modernos y deportes motorizados. Los aceites sintéticos facilitan el arranque de motor en frío a la vez que pueden operar a altas temperaturas. También optimizan el desempeño del motor. Con este tipo de aceite los cambios pueden ser menos frecuentes, tanto para motores de diesel como de gasolina. Con esta información tú podrás seleccionar un aceite que se ajuste más a las necesidades de tu vehículo. También puedes consultar a los Asesores de Pista en cualquier Estación Total para conocer el aceite ideal para tu motor.