Ahorro de gasolina: mitos y realidades

ahorro de gasolina

El consumo de gasolina es un tema que preocupa a la mayoría de los conductores, sobre todo, porque existen varios mitos en relación a lo que debes hacer para ahorrar combustible; lo cierto es que algunas malas prácticas pueden dañar el motor de nuestro vehículo.

Por ello, aclaramos los mitos y realidades más comunes sobre el ahorro de combustible para lograr el máximo rendimiento de nuestro auto.

MITOS:

- Llenar el tanque para evitar pérdidas por evaporación, de esta manera dura más la gasolina. Esto no puede suceder debido a que la tapa del depósito de gasolina, evita la evaporación.

- Existen imanes especiales e incluso píldoras que mejoran el rendimiento de la gasolina. Debemos tener en cuenta que lejos de que éstos ayuden a nuestro motor, lo ponen en riesgo.

- Llenar el tanque por la noche o por la mañana. Este mito se basa en la creencia de que los surtidores sueltan más gasolina en temperaturas bajas. Sin embargo, la temperatura no tiene efecto alguno en los tanques subterráneos, lugar donde  realmente se encuentra almacenado el combustible, por lo que se puede cargar gasolina en cualquier momento del día.

- Usar el aire acondicionado gasta gasolina. Realmente esta creencia no es cierta del todo. Incluso, resulta similar cuando las ventanas están abajo, debido a que aumenta la resistencia del auto, por lo que el esfuerzo para avanzar es mayor y provoca un aumento en el consumo de gasolina.

- Los aceites multigrado son sólo para los autos nuevos. Es cierto que los vehículos nuevos funcionan mejor con aceites multigrados, pero éstos también resultan benéficos para automóviles usados.

REALIDADES:

- Calentar el auto no solamente consume más gasolina, sino que genera un daño a las bujías e inyectores. 

- La presión inadecuada en las llantas aumenta un 5% el gasto de gasolina,  no olvides que el mantenimiento óptimo de tu vehículo también ayudará a mantener sana tu economía.

- Evita acelerar bruscamente después de estar en alto total, de otra forma, consumirás hasta 50% más de gasolina.

- Evita frenar bruscamente.

Los conductores deben asegurarse también de cambiar el aceite cuando el fabricante de su vehículo lo aconseja, por lo regular cada tres meses. El buen estado del aceite ayuda también a disminuir la fricción interna del motor, por lo que se recomienda utilizar aceites que brinden mayores beneficios como la gama Quartz, ideal para todas las condiciones de funcionamiento del automóvil; Fuel Economy, que permite ahorros de combustible, menores emisiones de CO2 y menos desgaste; Low Saps, que contienen bajos niveles de cenizas sulfatadas, fósforo y azufre o Rubia, la gama de aceites y lubricantes especializada en el segmento de transporte y autotransporte.